El procesamiento del vidrio: un arte muy antiguo

Es imposible llegar a Venecia y no visitar Murano, la isla del vidrio, famosa el todo el mundo para sus laboratorios artisanales y el trabajo excelente de los vidrieros.

Es imposible llegar a Venecia y no visitar Murano, la isla del vidrio, famosa el todo el mundo para sus laboratorios artisanales y el trabajo excelente de los vidrieros. Con absoluta habilidad ellos mezclan varias materias primas como arena, silicio y sodio y las funden en hornos de temperatura muy alta. Luego, con imaginación, dan forma y color a objectos de diversos tipos según técnicas y secretos que se han transmitido durante siglos.

De Venecia a Murano

Un edicto de la Serenissima (la Republica de Venecia) estableció que todos los talleres que se encontraban en Venecia hasta final de 1200 fueran trasladados a Murano para controlar que los vidrieros no se mudaban trayendo consigo el secreto del procesamiento del vidrio aún desconocido en Europa. Otra razón era que los hornos de las fábricas eran causantes de incendios debido a que en la época la mayor parte de los edificios en Venecia eran de madera. 

A lo largo de los siglos las técnicas de procesamiento cambiaron y en Murano ya no se producían solo objetos de uso común sino también para exhibir. El apogeo de este arte llegó en el siglo XVI y luego en el siglo XVIII cuando Giuseppe Briati creó sus magníficas arañas con flores y maravillosos espejos de plata decorados con flores y hojas.

La creación de una obra maestra

La fama del cristal de Murano fu tan grande que al final del siglo XVI los vidrieros fueron llamados a trabajar al extranjero, especialmente en España, Países Bajos, Inglaterra y Alemania exportando las técnicas aprendidas fuera de su pequeña isla.

El vidrio de Murano en el mundo

Estos objetos están todavía conservados en las residencias reales, en los grandes teatros y en los museos internacionales como el Corning Museum of Glass de New York. El arquitecto estadounidense Frank Lloyd Wright estaba fascinado por el cristal y se compró muchísimos objetos de vidrio fabricados por el arquitecto Carlo Scarpa cuando trabajaba en la fábrica de cristal de Venini en los años treinta mientras que en los años cincuenta Lucio Fontana realizó algunas obras incrustando las superficies de sus pinturas con fragmentos de vidrio.

Entre el siglo XIV y el siglo XX el arte del vidrio fue objeto de experimentos de nuevas técnicas en estilo modernista. Un ejemplo son las copas con tallo en espiral producidos por Giuseppe Barovier y expuestos en la primera Biennale de Venecia en 1895.

Hoy es posible admirar los vidrieros al trabajo visitando las fábricas de Murano. Sus manos elaboran lentamente esta masa de material incandescente y le dan forma de una obra maestra transparente y reluciente.

Favorites

Browser upgrade Recommended
Our website has detected that you are using an outdated browser that will prevent you from accessing certain features.
Use the links below to upgrade your existing browser.
0 Cart
Add all flipped products to cart Flipped