La construcción de Venecia: una obra maestra de ingeniería

El escritor ruso Alexander Herzen dijo: “Construir una ciudad donde es imposible hacerlo es una locura en sí misma; pero construir una de las ciudades más elegantes y majestuosas del mundo en ese mismo lugar es una locura colosalmente genial”. Es verdad. Venecia es una obra maestra de ingeniería y desde hace más de 1600 años permanece a flote. ¿Sabes por qué?

¿Cómo se construyó Venecia? 

La historia de Venecia empezó más o menos en el siglo V cuando a causa de las invasiones bárbaras los habitantes del continente se vieron obligados a dejar sus ciudades (principalmente Padua, Treviso y Portogruaro) y buscar refugio en las islas silenciosas, pobres, pero más seguras de la laguna. Allí se establecieron y fundaron con el tiempo una república poderosa conocida como “Serenísima”, que experimentó el apogeo de su poder en el siglo XVI.

Sin embargo, antes de convertirse en una potencia comercial y marítima, Venecia estaba compuesta solamente por un grupo de 124 islas pantanosas, inmersas en las aguas poco profundas de la laguna. Para construir la ciudad los venecianos tuvieron que fortalecer y sanear la tierra emergida y construir los cimientos clavando millones de pilotes de madera en el fondo arenoso y arcilloso de la laguna.

Se eligieron troncos de alerces y de robles del norte Italia (Cadore) que son árboles muy resistentes y flexibles que fueron trasportados hasta Venecia por vía fluvial. 

Las balsas que utilizaban los carpinteros para transportar estos troncos atracaban en el muelle llamado Fondamenta delle Zattere (español: Calle de las Balsas) que va de Punta della Dogana a San Basilio. Allá estaban los depósitos de sal donde se almacenaban las enormes cantidades de sal producidas en la laguna o importadas de otras zonas del Mediterráneo. El comercio de sal era la principal fuente de ingreso de la ciudad.

Los cimientos de madera de Venecia

Debido a la falta de oxígeno y al flujo continuo de agua salada, a lo largo de los siglos los pilotes adquieren una resistencia y robusteza similar a la piedra, lo que vuelve a los pilares un asiento confiable. 

Encima se colocaron algunos sustratos de madera y piedras de Istria a prueba de agua y aquí es donde empieza la construcción de los edificios. Para fortalecer los cimientos se arrojaron también piedras entre los postes. 

En el Museo Correr en la Plaza de San Marcos se puede ver una pintura de acuarela del pintor italiano Giovanni Grevenbroch (Venecia, 1731-1807) que representó los venecianos mientras clavan postes en el suelo.

Los canales

Para drenar las islas de la laguna y comenzar a construir los edificios los venecianos cavaron canales y los revistieron con ladrillos. Cuantas más islas construían, más canales cavaban.

Los canales eran las principales rutas de Venecia y las góndolas el principal medio de transporte de la ciudad. Excepto el Canal Grande que tiene 5 metros de profundidad y el Canal della Giudecca que alcanza una profundidad de 17 metros, los otros canales tienen aproximadamente 1,5 o 2 metros de profundidad. A lo largo de los siglos muchos canales fueron profundizados y ensanchados y algunos también enterrados para construir nuevas calles. Este es el caso de nuestra calle que conduce a la Calle della Mandola. Antiguamente aquí había un canal llamado Rio della Mandola que fue enterrado en la segunda mitad de 1800.

Los canales deben ser drenados, limpiados y fortificados continuamente porque el agua salada corroe los ladrillos y es necesario reemplazarlos por otros nuevos.

Miles de calles y solamente una plaza

El laberinto de calles de Venecia se formó entre los espacios estrechos de los edificios y estas calles en la antigüedad no eran las principales rutas de tránsito ya que los venecianos se movían principalmente en barco. Estas calles se llaman generalmente “calli” pero también tienen nombres diferentes según sus características y en tiempos antiguos no estaban pavimentadas. Las primeras calles pavimentadas fueron denominadas “salizade” mientras que la palabra “ruga” designa calles con tiendas y casas. Las “piscine” son áreas construidas en un terreno pantanoso y los “rami” son calles ciegas, sin salida. La palabra “fondamenta” se refiere a unas calles anchas que bordean un canal.

Las calles pueden ser muy estrechas. Si quieres recorrer la calle más estrecha de Venecia, visita el barrio de Cannaregio: ¡cerca de Campo Widmann está “Calle Varisco” que tiene solo 53 centímetros de ancho!

En Venecia hay más de 200 plazas, pero solo una se llama “piazza” (plaza): la Plaza de San Marcos.

La plaza de San Marcos es la más grande y hermosa de la ciudad y la primera en ser pavimentada. Las otras plazas más pequeñas se llaman generalmente “campi” (o “campielli” si son campos pequeños) porque en la antigüedad se trataba de campos cultivados y dedicados al pastoreo de animales.

Los pozos 

En cada campo hay al menos un pozo que era extremamente importante para conseguir agua potable ya que “Venecia está en el agua, pero no tiene agua” como escribió el historiador Marino Sanudo en el siglo XV.

La construcción de estos pozos era complicada y muy costosa, por eso las familias nobles se encargaban de financiar estas obras. A veces los comerciantes ricos o los nobles hicieron construir estos pozos y se lo entregaban a la ciudad para mostrar su prestigio social y para ayudar los pobres.

Los brocales que rodean los pozos son considerados obras de arte. Son todos diferentes y grabados con el escudo de la familia que lo había financiados o están decorados con festones de frutas o flores o delfines o algo similares que se refieren a Venecia como potencia marítima.

Los puentes

Cada isla está conectada a la otra por un puente. Hoy hay más de 400 puentes y cuatro de ellos cruzan el Canal Grande pero antiguamente no eran tantos. Hasta el siglo XVI eran completamente diferentes: eran planos, de madera, sin barandillas y sin escalones para permitir el paso de caballos y carruajes.

Al igual de las calles, los puentes también tienen su propio nombre y una historia generalmente relacionada con los eventos que tuvieron lugar allí. ¿Algunos ejemplos? El Ponte dei Pugni (el „Puente de los Puños“), el Ponte del Diavolo (el „Puente del Diablo“) o el antiguo Ponte dei Assassini (el „Puente de los Asesinos“) … pero esto te lo contaremos la próxima vez.

Favorites

Browser upgrade Recommended
Our website has detected that you are using an outdated browser that will prevent you from accessing certain features.
Use the links below to upgrade your existing browser.
0 Cart
Add all flipped products to cart Flipped